Taquilla Inversa 14 novembre: El melòman José Luis Martín Reproduir video

14-11-2019 Taquilla Inversa 14 novembre: El melòman José Luis Martín

També l'humorista Sergio Picón i Gastro Lover

Destaquem Tots els vídeos

  • Video: 14-11-2019

    14-11-2019

    Gastro Lover: Can Joan

  • Video: 14-11-2019

    14-11-2019

    Entrevista al poeta Enric Casasses

  • Video: 14-11-2019

    14-11-2019

    Monòleg i entrevista Sergio Picón

Jugar, un dret de tots els nens i nenes

L'H celebra el Dia Internacional dels Drets dels Infants

Primera jornada sectorial sobre les arts de carrer

Per debatre qüestions que afecten al sector

La Generalitat es compromet a construir el nou Hospital de L'H a Can Rigal

Reunió comissió mixta Ajuntament Govern català

El projecte contenidors blaus de l'Institut Provençana guanya el premi Rebuild 2019

Proposen reutilitzar-los per fer habitatges i equipaments

  • 
<i><i>Dominó</i></i>, de M. Del Mar Bonet y <i>Som i serem</i>, del Teatre de la Guerrilla

Enviar aquesta notícia per e-mail Imprimir aquesta notícia cultura 09. 10. 2000

Dominó, de M. Del Mar Bonet y Som i serem, del Teatre de la Guerrilla

Un fin de semana de lujo en L'Hospitalet

Luis F. Zaurín
M. del Mar Bonet y su espectáculo Dominó y Som y Serem, del Teatre de la Guerrilla, han sido los protagonistas de un fin de semana de lujo en la ciudad. Algo que no deja de ser estimulante después de la larga sequía del verano y que a veces se apodera incluso del resto de las estaciones.
La propuesta de M. del Mar Bonet, acompañada por cuatro excelentes músicos donde destacaba Xavier Espasa (piano, teclados y acordeón), ya había sido estrenada el pasado verano en la plaza del Rei de Barcelona. Pero si sonaba nueva no es por el corto recorrido que hasta ahora ha tenido Dominó. La novedad estaba en que, en vez interpretar canciones de su amplio repertorio (con lo que habría cumplido sobradamente dada la calidad de éste y la fidelidad de sus incondicionales) la Bonet hizo versiones de temas de otros autores consiguiendo hacer suyas las piezas.

Con un formato austero y acercándose al jazz, M. del Mar Bonet sorprendió al auditorio con una balada de los Rollings Stones, una conmovedora versión de Es fa llarg d'esperar, de Pau Riba, otros temas de Serrat, Llach y Adrià Puntí y otros clásicos de su repertorio –pocos- como Jim (que es también una versión de la famosa canción de la Billie Holliday).

El único "pero" que habría que poner a la sesión del Barradas, donde M. del Mar Bonet se ganó bien el sueldo, tiene que ver con el sonido. Más que a la infraestructura técnica de la sala eso es algo que habría que atribuir al técnico que llevaba la mesa. Un sonido empastado dificultó no ya solo distinguir los distintos instrumentos sino –literalmente- entender a la Bonet.

El concierto, con una sala prácticamente llena, fue -en resumen- un lujo, aunque el tema de la sonorización en un recital de este nivel eso es algo que habría que plantearse.

Sátira y humor con el Teatre de la Guerrilla
En un Joventut con un aforo ocupado en sus tres cuartas partes en la sesión del domingo el Teatre de la Guerrilla dejó un buen sabor de boca con su Som i Serem, una obra en donde la ironía y el humor "de nivel" fueron los protagonistas. Prescindiendo de buena parte de los recursos propios del género (la escenografía era tan austera como un escenario prácticamente vacío y los efectos sonoros fueron totalmente simbólicos), Carles Xuriguera, Rafel Faixedas y Quim Masferrer redondearon una propuesta fresca, desconcertante y original.

Apoyándose en la gestualidad (cuya comicidad apreció el público) y en unos diálogos surrealistas (casi minimalistas), el Teatre de la Guerrilla demostró que las buenas críticas que ha recibido su Som i Serem no son casuales.

El tema de la obra tiene que ver con las obsesiones de tres personajes del ámbito rural, cuyos miedos y limitaciones son un claro reflejo de las de cualquier ciudadano independientemente de su entorno.

Aunque envuelta en guante de seda Som i Serem es una obra dura porque acerca al espectador a sus propios miedos y a sus sufrimientos. El recurso del humor es el guante de seda que suaviza su contenido. Sin embargo, aparte de las reflexiones que la obra provoca en el público, la primera reacción -con la que se va a casa- es la de haber asistido a una obra divertida interpretada por unos actores a los que habrá que seguirles la pista.

Es un acierto de los programadores alternar teatro de calidad con nombres consagrados (como Chete Lera y Verónica Forqué en La tentación vive arriba) con otras propuestas de interés aunque sus protagonistas sean en este caso menos conocidos. Lo que tiene de sorpresa es algo que se agradece.