• Cristina Pato: la gaita mágica

Enviar aquesta notícia per e-mail Imprimir aquesta notícia cultura 02. 07. 2001

Cristina Pato: la gaita mágica

Su concierto inauguró la Semana Cultural Galega de L'Hospitalet

Mónica Torres

El pasado viernes 29 de junio Cristina Pato congregó a más de mil personas en el Parque de la Alhambra. La joven gaitera derrochó energía y con su peculiar estilo demostró que un instrumento tan tradicional como la gaita puede adaptarse a los sonidos más modernos.

Con tan sólo veinte años, Cristina Pato ya tiene dos álbums en el mercado: Tolemia (locura, en gallego), y Xilento (hambriento o ambicioso). Pero antes de comenzar su andadura en solitario, la joven gaitera ya había grabado dos discos más con su anterior banda, Muntenrohi. Cristina Pato se ha convertido en la primera gaitera con discos en nuestro país, todo un hito pues hasta su aparición los gaiteros más reconocidos habían sido hombres.

Esta joven nacida en Orense (llamada la Tierra de las mil gaitas), no pretende hacer la competencia a artistas como Carlos Núnez, Hevia o Xose Manuel Budiño. Su personalidad arrasadora y su estilo particular son suficiente como para hacer de la gaita un instrumento fusionable con cualquier tipo de tendencia musical. Si en su primer disco Tolemia ya sonaban sonidos pop, sinfónicos y funkies, en su segundo compacto, Xilento, se atreve con ritmos latinos, tintes de jazz y de rock ‘n roll.

En el concierto del Parque de la Alhambra, fue la inauguradora e invitada de lujo dentro de las celebraciones de la Semana Cultural Galega de L'Hospitalet. Cristina Pato, rodeada de sus músicos, derrochó pasión y espontaneidad. La mayoría de los temas (como Os sentidos, Eu Chorei, En o sagrado en Vigo) pertenecían a su segundo álbum, aunque también sonaron canciones de Tolemia como Afrika y Crisis. La intervención en una muñeira de la Banda de Gaitas de L'Hospitalet, que había actuado antes de Cristina Pato, fue aplaudida fervorosamente por el público.

La gallega lleva tocando la gaita desde los cuatro años, y su curiosidad musical la llevó también a cursar piano desde niña, estudios que en la actualidad finaliza en Barcelona. Su gran capacidad le ha permitido colaborar con grandes como The Chieftains y Cherish the Ladies. Todo hace pensar que en su trayectoria musical seguirá acumulando éxitos porque sabe arriesgar y apuesta fuerte: su gaita es tan versátil como ella y ha conseguido ir más allá de los sonidos celtas.
Imprimir